¿Pudiera haber un megasismo en Guerrero? Científicos de la UNAM nos lo explican.

La gran mayoría de las personas en nuestro país vive expectante hacia el temor que un evento de mayor magnitud pueda ocurrir en cualquier momento, debido a los fuertes sismos que sacudieron al país el año pasado, pues el trauma y los daños ocasionados por los desastres naturales fueron catastróficos.

Uno de los puntos geológicos más intrigantes del país, es sin duda la Brecha de Guerrero, debido a las características que puede representar, ha sido considerada por muchos científicos como un foco rojo con altas probabilidades de provocar un fuerte terremoto.

Por el momento, los movimientos telúricos que se han registrado, hasta ahora no ha habido un sismo de magnitud considerable en la Brecha desde el año 1911, y esta es la pregunta que se hacen los científicos ¿Por qué?

El misterio a esta pregunta ha sido resuelto por el grupo de científicos de la UNAM. Según los expertos del Centro de Geociencias y del Instituto de Geofísica, se ha formado una capa de gabro (roca ígnea) en la base de la Placa Norteamericana, la cual es poco permeable, restringiendo el paso constante de agua.

Por este hecho, cuando la Placa de Cocos pasa por debajo libera estos fluidos, provocando menor fricción y acumulación de energía, y es posible que, debido a la liberación de energía, la Brecha presente sismos lentos, los cuales, en lugar de generar múltiples movimientos en cuestión de segundos, realizan su desplazamiento durante meses, provocando que la sacudida sea imperceptible.

Los científicos explicaron que es lógico pensar que efectivamente ocurrirá un evento sísmico de gran magnitud en la zona.

Comentarios